Comparte la misma función que la piel, ayuda a detener bacterias y virus patógenos para la piel del perro, pero además participa en la regulación de la temperatura corporal.

Por esta razón es tan importante retirar la suciedad del pelaje cepillando diariamente por aproximadamente 10 Min.