El esqueleto de un perro no solo sirve de soporte, también funciona como protección, un ejemplo de ello es la caja torácica la cual cubre órganos vitales como pulmones y corazón, función de movimiento ya que los músculos se apoyan en los huesos, reserva de elementos como por ejemplo el fosforo y el calcio; por ultimo también participa en la producción de glóbulos rojos en la medula ósea.